CRETA: LA CUNA DE LA CIVILIZACIÓN MINOICA

Hace millones de años, Egeida, la tierra que mantenía unida Grecia con Asia Menor, se hundió en el mar Mediterráneo. De los picos de sus montañas, emergidos de las aguas, surgió la isla de Creta. Según la mitología griega, en ella se encuentra la cueva donde Rea dio a luz a Zeus. Pero ese no es el único nacimiento glorioso ocurrido en este lugar. En Creta nació también una de las civilizaciones más importantes del mundo: la civilización minoica, que alcanzó su esplendor cuatro mil años atrás y perduró por más de un milenio.

La isla más grande de Grecia, que es también una de las más extensas del Mediterráneo, se encuentra situada en la encrucijada de tres continentes. Por tal motivo, a lo largo de su historia, ha sido el escenario de diversas guerras y múltiples conquistas. A pesar de eso, la natural sensibilidad de los cretenses impidió casi siempre que se frenara el florecimiento artístico y cultural de la isla, logrando preservar así muchas de las obras creadas en ella durante los tiempos de paz.

IMG_0030

El puerto de Heraclión es la primera sorpresa que nos espera en la capital de Creta.

La presencia humana en Creta se remonta a la era neolítica, aunque los pueblos que introdujeron el arte de la elaboración del cobre y desarrollaron la sofisticada civilización minoica llegaron a la isla alrededor del año 2600 a.C. Los primeros grandes palacios minoicos fueron destruidos por un gran terremoto hacia 1700 a.C., pero muy pronto nuevos palacios fueron erigidos en la isla, incluso más elegantes que los anteriores. Sin embargo, los mismos fueron destruidos también por el enorme maremoto que ocasionó la explosión volcánica de Santorini en el año 1400 a.C. Eso puso el punto final a la brillante civilización minoica.

Diferentes ocupaciones se sucedieron a partir de entonces. La primera fue la de los dorios, quienes introdujeron el uso del hierro en la elaboración de los metales. Luego, la isla pasó a formar parte del Imperio Romano y entró en contacto con el Cristianismo por medio de la llegada del apóstol San Pablo en el año 63 a.C. Seguidamente vino la etapa bizantina, que empezó en el 395 d.C con el emperador Theodosio el Grande. Entonces, tras un largo período de paz que duró más de dos siglos, comenzaron las invasiones árabes hasta que éstos terminaron por conquistar Creta. Más tarde, los venecianos también ocuparon la isla y mantuvieron su poder en ella durante más de cuatrocientos años, hasta que en 1645 ésta fue ocupada por los turcos, que iniciaron la etapa más cruenta de toda su historia. Finalmente, después del holocausto del monasterio de Arkadi, que conmovió en lo más profundo a la opinión pública europea, los turcos fueron expulsados de Creta con la ayuda de varias potencias occidentales y la isla pasó a formar parte de Grecia.

IMG_0064

Las pequeñas barcas típicas de los puertos cretenses con el antiguo arsenal de Heraclión al fondo.

HERACLIÓN

Heraclión es la ciudad más grande de Creta y también su capital. Se encuentra casi en medio de la costa septentrional de la isla y está rodeada de murallas venecianas. En el centro destacan la Plaza Venizelou y la Fuente Morosini, además de la Loggia y la hermosa basílica de Agios Markos. Otros puntos de interés son el puerto veneciano y su fortaleza Rocca al Mare. La puerta de esta última está decorada con leones en bajorrelieve. Por otra parte, la ciudad cuenta con uno de los museos arqueológicos más importantes del mundo, en el cual se exhiben hallazgos de toda la isla, pero esencialmente de la prehistórica civilización minoica que floreció en Creta por casi mil doscientos años. Cerca de Heraclión están también las ruinas de los famosos palacios minoicos de Knossos y Festos.

IMG_0080

La fortaleza Rocca al Mare que preside el puerto de Heraclión vista desde unas ruinas cercanas.

IMG_0010

La Fuente Morosini que se encuentra en la Plaza Venizelou en el centro de la ciudad de Heraclión.

KNOSSOS

Knossos es el sitio arqueológico más importante de la isla. El más lujoso de todos los palacios minoicos, el del rey Minos, estaba construido en el mismo centro de una gran ciudad. Fue descubierto en el año 1900 por Sir Arthur Evans, un conocido arqueólogo inglés, quien incluso trabajo en la reconstrucción de una parte de las ruinas. Por su enorme interés, una excursión a Knossos es prácticamente obligatoria para todo aquél que visite la isla. Las imágenes de este sitio arqueológico que aparecen a continuación hablan por sí solas.

IMG_1926

Knossos es, sin ninguna duda, el sitio arqueológico más importante de Creta.

IMG_1892.JPG

Una vista lateral de las ruinas del propileo norte del Palacio de Knossos.

IMG_1905

Las casas de la Guardia Real del Palacio de Knossos.

IMG_1880

Vista parcial de una de las claraboyas rodeadas por columnas que permitían la entrada de la luz solar al palacio.

IMG_1937

La impresionante sala del trono del rey Minos construida de piedra caliza hace 4000 años.

IMG_1889

La complicada disposición de esta área llevó a Evans a pensar que se trataba del legendario laberinto del Minotauro.

IMG_1940

Este fresco, El Principe de los Lirios, es considerado un epítome de la elegancia de la cultura cretense.

IMG_1862

Dos copias de los frescos pertenecientes al propileo superior del Palacio de Knossos.

IMG_1886

Los Saltadores de Toros es un conocido fresco que muestra una escena de acrobacia deportiva.

IMG_1875

Las Damas Azules es uno de los frescos más importantes del Palacio de Knossos.

IMG_1913

Este almacén de inmensas tinajas se encuentra muy cerca del patio central del palacio.

CHANIA

La hermosa Chania es la segunda ciudad de Creta y fue además su primera capital. En la región que abarca su prefectura, que es la más occidental de la isla, predomina la imagen impresionante de los Montes Blancos, que alcanzan alturas superiores a los dos mil cuatrocientos metros sobre el nivel del mar.

IMG_0116

Una de las muchas áreas repletas de restaurantes de la bonita ciudad de Chania.

Casi todos sus puntos de interés se encuentran concentrados en la ciudad antigua. En ella destacan su encantador puerto veneciano y el faro situado en la entrada del mismo. Por momentos, Chania nos recuerda Venecia. Hay algo nítidamente suspendido en su atmósfera, atrapado por su arquitectura, que evoca otros tiempos; aquéllos del extendido dominio del Véneto en el mar Mediterráneo.

IMG_0134

El puerto veneciano de Chania es verdaderamente pintoresco.

IMG_0144

Otra vista del encantador puerto de Chania en la isla de Creta.

IMG_0188

El viejo puerto de Chania con la mezquita de Hasan Kioutsouk en el extremo izquierdo.

IMG_0189

El puerto veneciano de Chania es un lugar al cual resulta muy difícil decir adiós.

IMG_0208

A la entrada del puerto de Chania destaca el antiguo faro veneciano.

La ciudad está enclavada en una zona realmente privilegiada, en medio del golfo de su mismo nombre y entre el golfo de Souda y el de Kissamos. Toda la región está repleta de playas de una belleza singular y de finísima arena.

IMG_0312.JPG

La bonita playa de arenas doradas que vemos en esta foto es Agia Marina en Chania.

RÉTHIMNO

Réthimno, por otro lado, recuerda ese mismo pasado de un modo diferente. A pesar de sus maravillosas playas, que son un verdadero paraíso para los turistas, tiene el sencillo encanto de un pueblo. No obstante, la ciudad nos revela de inmediato su profundo carácter histórico. Llena de estrechas callejuelas y casas con balcones de madera, junto a otras mucho más suntuosas de la antigua nobleza veneciana, Réthimno fue edificada sobre un cabo en cuyo extremo se levanta una bien conservada fortaleza que da testimonio del enorme poder alcanzado por Venecia en la isla: la Fortezza. En la misma entrada de ésta se halla el Museo Arqueológico y, a sus pies, el puertecillo, también veneciano, que a toda hora rebosa de actividad. Muy cerca del puerto están la famosa fuente romana de Rimondi, la iglesia de Agios Frangiskos y la Puerta Grande, entrada de las fortificaciones.

IMG_0358

La fuente romana de Rimondi, aún en uso, se encuentra en el mismo centro de Réthimno.

IMG_0449

Las enormes murallas de la fortaleza veneciana de Réthimno, la Fortezza.

IMG_0479

Entre las construcciones que se encuentran dentro de la Fortezza destaca la mezquita Ibraham Han.

Réthimno, desde todo punto de vista, resulta una ciudad acogedora e interesante, que tiene mucho que ofrecer a sus visitantes.

IMG_0541

Esta florida calle de Réthimno es un ejemplo de la quietud que reina en los barrios de la ciudad durante la tarde.

IMG_0540

Una de las tantas pequeñas escaleras que facilitan la bajada desde la Fortezza hacia el centro de Réthimno.

Bueno, amigos, terminamos aquí nuestro recorrido por Creta. Espero que la visita haya sido de interés para todos y que se animen a acompañarme a mi próximo destino: Rodas, la mayor de las islas del Dodecaneso. Les prometo que si lo hacen no se arrepentirán.

Como siempre, muchísimas gracias.

Hasta la próxima.

 

Anuncios

16 pensamientos en “CRETA: LA CUNA DE LA CIVILIZACIÓN MINOICA

  1. Giorgia Rossi

    Muy interesante su artículo. Creta me ha parecido desde niña un lugar misterioso. Me encanta la leyenda del Minotauro y su laberinto. Gracias por compartir todo esto.

    Me gusta

    Responder
  2. Pingback: Creta: la cuna de la civilización minoica. Por Antonio Ricardo Valle | ¡Libertad y Vida! Publicación digital de Zoé Valdés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s